Osteopatía

La Osteopatía es una terapia manual basada en la unidad cuerpo-mente-espíritu, en la que en lugar de tratar las enfermedades y los síntomas de forma aislada, tiene una visión global del individuo y de la salud.

Es decir, la osteopatía trata el cuerpo humano como un todo, busca el equilibrio de los órganos con los huesos, músculos, tendones y vísceras que los rodean.

Lograr este equilibrio es sinónimo de bienestar.

Las lesiones del cuerpo tienen historia y no todas son iguales. Por ejemplo, un dolor lumbar puede tener su origen en un antiguo esguince de tobillo o un dolor en el hombro puede estar relacionado con una víscera. Cuando se descubre la causa y se trata adecuadamente, el dolor desaparece y se restablece el equilibrio del cuerpo.

Basándose en el método del Abordaje Tisular de la Osteopatía, en el que se trata de acceder/escuchar (“sólo los tejidos saben”) el estado de los tejidos y a la información que en ellos se guarda, con el fin de reestablecer el buen funcionamiento de los mismos, permitiendo recuperar la salud y el bienestar de forma global.